Archivo de la etiqueta: Programación Neuro-Lingüística

Profecías autocumplidas y PNL (II): El efecto Pigmalión

pigmalion-y-galatea-ernest-normand-1886

Pigmalión y Galatea. Ernest Normand (1886)

En el artículo Profecías autocumplidas y PNL (I) abordé cómo el hecho de pensar que algo va a ocurrir, aumenta las probabilidades de que acabe ocurriendo en la realidad. La paradoja de la profecía autocumplida es que la principal causa de que acabe ocurriendo es justamente el hecho de haberlo “profetizado” con anterioridad. En el artículo anterior enfoqué esta temática a nivel individual e intrapsíquico. En este segundo artículo voy a enfocar el tema de las profecías autocumplidas a nivel de relaciones interpersonales, es decir, cómo lo que pensamos y esperamos de los demás hace que actuemos de manera que acaba condicionando lo que éstos piensan, hacen y sienten para que se ajuste a nuestras expectativas. Sigue leyendo

La mejor nota posible

La_Mejor_Nota_Posible

Para finalizar el año os dejo un caso real que refleja la mayoría de ideas desarrolladas en los artículos de la serie “no está ocurriendo“. Además haré algunos apuntes técnicos (palabras en cursiva) para que los iniciados en la PNL y la Hipnosis tengan un ejemplo de cuándo, cómo y para qué utilizar algunas de estas herramientas. Sigue leyendo

No está ocurriendo III: futuro

Featured image

En general nos inquieta tanto el futuro que somos capaces de recurrir a una bola de cristal o a unas cartas para que nos digan lo que va a ocurrir. Si esto es posible, no digo lo contrario, ¿para qué? Mi hipótesis es más bien simple: para intentar manejar la incertidumbre que nos provoca no saber lo que va a ocurrir. Probablemente la incertidumbre es una de las sensaciones que peor gestionamos los seres humanos, generándonos a menudo mucha ansiedad.  Sigue leyendo

No está ocurriendo II: pasado

PNL: No esta ocurriendo: pasado

¿Te imaginas que cada vez que encendieras el televisor o el ordenador aparecieran automáticamente películas y fotografías de los malos momentos de tu vida? ¿Te imaginas que además los vieras en tres dimensiones y con sonido envolvente? ¿Te imaginas que de repente flotaras dentro de esa película y volvieras a vivirlo? Apuesto a que ya te habrías desecho de tu televisor y de tu ordenador. Pues bien, ¿y si te digo que, en mayor o menor medida, los seres humanos hacemos esto constantemente en nuestra cabeza? Sigue leyendo

No está ocurriendo I: presente

Presente

Mientras lees estas líneas haz una simple prueba: disminuye un poco tu habitual ritmo de lectura y fíjate en todas y cada unas de las palabras que estás leyendo, al tiempo que a través de tu visión periférica empiezas a ver todo lo que hay a tu alrededor, tus ojos pueden seguir centrados en estas líneas. Ahora empieza a escuchar los sonidos que te envuelven, algunos serán constantes y otros aparecerán y desaparecerán. Unos estarán más cerca, otros más lejos. Date cuenta de cómo está tu cuerpo y cómo éste se las apaña automáticamente para lidiar con la gravedad y sostenerte sentado. Tal vez incluso te des cuenta que no estás en la posición más cómoda para ti y decidas realizar algún ajuste. Sientes la temperatura que te rodea mientras sigues leyendo y viendo lo que hay arriba, abajo y a los lados; continúas escuchando los sonidos y empiezas a darte cuenta de cómo es tu respiración, incluso puede que empieces a sentir el latido de tu corazón. Puede que te percates de los olores que hay a tu alrededor y del sabor que hay ahora en tu boca. Y ahora te pregunto: ¿Qué está ocurriendo? En la mayoría de los casos la respuesta será algo parecido a “no gran cosa, simplemente estoy aquí y ahora, en el presente”. Sigue leyendo

El mundo no es como me gustaría que fuese

DSC00899

Muy probablemente la principal causa de malestar del ser humano sea el hecho de percibir el mundo que nos rodea como algo que no nos gusta. A menudo reaccionamos sintiéndonos mal por sucesos que ocurren a nuestro alrededor. Cada uno tiene sus deseos y preferencias en relación a lo que quiere que ocurra en su vida y en el mundo en general. Cuando esto no ocurre, nuestro cerebro encuentra una discrepancia entre lo que espera y lo que se encuentra. Fruto de esta comparación, sentimos algo que nos hace saber que eso no nos gusta. No es lo que esperamos, no encaja con nuestra visión del mundo, con nuestros valores, con nuestras creencias, con nuestra identidad. Funcionamos así. Respondemos a lo que llamamos realidad de este modo.

Sigue leyendo

Me haces daño

Comunicación eficaz - Gestión emocional

Casi todos hemos tenido que escuchar alguna vez la lapidaria frase: “me haces daño”.  Y probablemente alguna vez también ha salido de nuestra boca. Es interesante reflexionar sobre el impacto que esta frase — o cualquiera de sus derivados — tiene en una conversación.

Esta frase tiene a una estructura de causa – efecto: X provoca Y. En este caso X es el que escucha la frase y es acusado de provocar Y, que en este caso es daño al que emite la frase. Dicho en otras palabras, “el daño que yo siento es causado por ti”.

Sigue leyendo