JOAN ARGELICH

Psicólogo colegiado nº 22588

Psicoterapeuta, formador y Coach

Psicología de los Yoes y Voice Dialogue

Hipnosis Ericksoniana y Trance Generativo

Programación Neuro-Lingüística (PNL)

Inteligencia emocional y Gestión del estrés

Coaching Sistémico

Relaciones de pareja y familiares

Comunicación asertiva y eficaz

Habilidades para hablar en público

JOAN ARGELICH

Psicólogo colegiado nº 22588

Psicoterapeuta, formador y Coach

Psicología de los Yoes y Voice Dialogue

Hipnosis Ericksoniana y Trance Generativo

Programación Neuro-Lingüística (PNL)

Inteligencia emocional y Gestión del estrés

Coaching Sistémico

Relaciones de pareja y familiares

Comunicación asertiva y eficaz

Habilidades para hablar en público

Mi vida profesional

Tuve múltiples empleos antes de dedicarme a la formación y a la psicoterapia. Mientras estudiaba psicología, aprendí de manera autodidacta algo de diseño web, lo que me permitió entrar en una beca remunerada en la universidad para dar soporte a la docencia. Después de 4 años había aprendido lo suficiente para ganar algo de dinero como diseñador web por mi cuenta. Pero mi viejo deseo de dedicarme a trabajar con personas seguía vivo en mí.

En 2007 me contactó Xavier Pirla – ahora un referente internacional en el mundo de la PNL – para que le hiciera una página web para una empresa que estaba creando, Talent Institut. Xavi y yo nos habíamos conocido allá por el 2005 en un curso de PNL. Con el paso del tiempo se convirtió en mi mentor dentro del mundo de la PNL y yo en un colaborador de su centro, en el que sigo impartiendo algunas clases de PNL y otras formaciones desde 2009.

En 2010 decidí dejar definitivamente de lado mi trabajo de diseñador y programador web para centrarme únicamente en la formación. Desde entonces he realizado centenares de formaciones para profesionales en instituciones públicas y privadas, así como en abierto para todos los públicos. Con el paso del tiempo me he ido centrando en aquello que realmente me apasiona que es el crecimiento personal desde un enfoque holístico e integrador.

En 2014 abrí mi propia consulta de Psicología Sanitaria en el pueblo donde vivo, Olesa de Montserrat. Con el paso del tiempo he ido dejando otros centros en los que también trabajaba para centrarme en mi propia consulta. Ha sido maravilloso descubrir como acuden a ella personas de las cuatro provincias que tiene Catalunya.

En 2019 estreno esta nueva web y canal de Youtube para compartir lo que a mí me apasiona: crecer como persona y acompañar a otros en su proceso de desarrollo personal, sea en sesiones individuales o en cursos y talleres. Encontrarás toda la información en esta misma web.

Mi vida antes de la psicología

Nací un 4 de enero de 1980 en Barcelona. Soy el menor de 3 hermanos. Mi infancia transcurrió con más o menos normalidad hasta que en noviembre de 1986, teniendo yo 6 años, mis padres sufrieron un accidente de coche. Mi padre murió y mi madre estuvo ingresada un mes en el hospital. Tuvieron que pasar muchos años para empezar a comprender el impacto que ese suceso tuvo en mí y en toda mi familia. A día de hoy sigo integrando esa experiencia, algo que no solo me sirve para comprenderme mejor a mí mismo, sino que también me permite entender mejor como funcionamos las personas a nivel mental, emocional, corporal y relacional.

A pesar de ser solo un niño, encontré la manera de sobreponerme para sobrellevar esa situación, utilizando todos los recursos y las defensas disponibles en ese momento. Básicamente, fue continuar como si nada hubiera pasado. Como estudiante de primaria, me sentía obligado a “ser muy buen niño” y a sacar dieces o por lo menos nueves en mis notas, a pesar de que no me gustaba nada de lo que me enseñaban en el colegio. Sin embargo, a medida que iba creciendo, empecé a intuir que había algo dentro de mí que no había salido a la luz. Vivía en un estado de tensión permanente, lo que dificultaba enormemente saber hacia donde quería enfocar mi vida.

Primer contacto con la psicología

En 1997 – con 17 años – mi madre me llevó a una psicóloga porque prácticamente había dejado los estudios. Estaba acabando el instituto y tenía que decidir qué hacer con mi futuro profesional. Estaba muy confuso. Nada de lo que me habían enseñado en el instituto me motivaba y se esperaba de mí que fuera a la universidad para ser “alguien de provecho”.

La experiencia con la psicóloga fue agridulce. Con el paso del tiempo he sido consciente de que en lo más profundo yo esperaba que me preguntara por mi padre y por cómo yo había vivido su pérdida. Pero eso no ocurrió. Nos limitamos a realizar tests y a valorar qué podría estudiar según mis aptitudes. Esto tuvo un doble efecto. Por un lado, después de unas 5 sesiones me sentía más empoderado. La psicóloga me parecía maja y me imaginé como sería para mí trabajar de eso. Me gustó la idea y decidí estudiar psicología. Sin embargo, por otro lado, se reforzó en mí la idea de que mostrar algún tipo de sentimiento o vulnerabilidad era una pérdida de tiempo.

Estudios de psicología

En 1999 me matriculé en psicología con mucha ilusión. Tenía la esperanza de que por fin alguien me iba a enseñar algo que me interesara y me motivara. Lamentablemente no fue así. Más de lo mismo. Teorías, historia, biología, estadística… pero aguanté, ya que tarde o temprano me iban a enseñar a hacer psicoterapia, ¿no?

Pues no. Eso no ocurrió en toda la carrera. Sólo aprendí a diagnosticar y unas pocas técnicas de psicología cognitivo-conductual. Además, parecía que tenía que casarme con una teoría. Y a mí me parecían todas tan válidas como incompletas. Así que realicé todas las asignaturas de psicología clínica buscando algo que no encontré. En lugar de discutir entre ellos sobre cuál era la mejor, ¿por qué no juntaban lo mejor de cada una en un modelo más amplio?

Más allá de la carrera de psicología: La Hipnosis Ericksoniana y la PNL

En tercero de carrera, pude asistir a la clase de un profesor que iba a hablar sobre hipnosis. Allí conocí la figura de Milton H. Erickson, un psiquiatra norteamericano que tenía una visión de la psicoterapia muy distinta a la que me habían enseñado hasta ese momento. Un señor que no se casaba con ninguna teoría y que creía que cada persona era un ser único y que, por lo tanto, la psicoterapia no se podía estandarizar sino que se tenía que hacer a medida. La veía como un trabajo de artesanía.

Milton Erickson era famoso por trabajar con hipnosis, por lo que decidí apuntarme a un curso de Hipnosis Ericksoniana en un centro de formación, al margen de la universidad. En ese curso lloré la muerte de mi padre por primera vez, que yo recuerde. Fue sorprendente descubrir como algo que inconscientemente había evitado durante tanto tiempo era sostenible desde ese estado de conciencia alcanzado a través de relajar el cuerpo y enfocar la mente. Además, en ese curso aprendí que existían otras maneras de enseñar y de aprender distintas a las que yo había vivido hasta el momento. Esta experiencia me sirvió para tener claro que una vez que acabara psicología me iba a enfocar en formaciones prácticas y experienciales. Ya aprendería teorías leyendo los libros que a mí me interesaran.

En 2004 acabé psicología y decidí realizar un posgrado en Hipnosis Clínica, a pesar de mi decepción con el mundo universitario. Este posgrado me permitió conocer distintas orientaciones dentro de la hipnosis y ver trabajar algunos profesionales de renombre. En definitiva, me ayudó a delimitar entre lo que quería seguir indagando y lo que no. Me gustó más que la carrera aunque, una vez más, eché de menos más práctica y vivir más experiencias a nivel personal.

Paralelamente, y durante muchos años, me formé en PNL (Programación Neuro-Lingüística). La PNL de Bandler y Grinder bebía, en parte, del trabajo de Milton H. Erickson, así que acaparó mi interés durante años y me acabé formando con algunos de los máximos referentes de la PNL a nivel mundial. Realicé el Trainer’s Training con Richard Bandler para poder ofrecer formaciones de PNL con reconocimiento internacional a través The society of NLP. También me especialicé en cómo trabajar con creencias a través del lenguaje con los cambios Cambios Conversacionales y aprendí sobre carisma, persuasión y habilidades para hablar en público.

Abriéndome hacia nuevos horizontes para seguir creciendo

Con el paso del tiempo, me di cuenta que necesitaba abrirme y experimentar con otros modelos más allá de la Hipnosis Ericksoniana y la PNL, tanto para mi propio crecimiento como para el de mis clientes. Esto me llevó a explorar el mundo de las relaciones familiares desde el punto de vista de la Terapia Sistémica de Bert Hellinguer y después formarme en Coaching sistémico. Introducir la mirada sistémica en mi vida supuso un gran cambio a la hora de entender a las personas y a las relaciones humanas en un contexto más amplio.

En 2013 pasé por un período de crisis personal en el que descubrí que durante mucho tiempo había utilizado demasiado mi mente para suprimir o rechazar algunos impulsos y sensaciones que experimentaba de mi cuerpo. Esto me llevó a explorar la relación cuerpo – mente desde el DFA (Duggan & French Approach), recibiendo sesiones semanales de terapia a través del cuerpo a las que a día de hoy sigo acudiendo. Gracias a este proceso he podido comprender la importancia que tiene darle un espacio a lo que manifiesta el cuerpo, además de lo que podamos creer o pensar en nuestra cabeza. Si por lo menos tenemos estas dos inteligencias que se complementan, ¿para qué utilizar solamente una de las dos?

Todo esto me llevó a buscar la manera de integrar lo que sabía sobre la mente con lo que estaba aprendiendo a través del cuerpo. Así conocí la hipnosis de tercera generación, a través del Trance Generativo de Stephen Gilligan, en el que buscamos crear una buena relación entre la mente consciente y la mente inconsciente, conectando a la mente cognitiva con la mente somática. También descubrí cómo crecer con la ayuda de nuestras emociones a través de la Inteligencia Emocional, o cómo desarrollar un Ego consciente para escuchar a todas las partes de nuestro ser con el Voice Dialogue.

He recibido más formación en otros ámbitos pero, para no extenderme demasiado, he querido destacar solo aquellas que más me han servido. Y todo esto se va ampliando. Me gusta aprender y estar actualizado, por lo que sigo recibiendo formación por lo menos una vez al año.

¡Muchas gracias por leerme!

Joan Argelich

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies