Archivo de la categoría: No está ocurriendo

La mejor nota posible

La_Mejor_Nota_Posible

Para finalizar el año os dejo un caso real que refleja la mayoría de ideas desarrolladas en los artículos de la serie “no está ocurriendo“. Además haré algunos apuntes técnicos (palabras en cursiva) para que los iniciados en la PNL y la Hipnosis tengan un ejemplo de cuándo, cómo y para qué utilizar algunas de estas herramientas. Sigue leyendo

No está ocurriendo III: futuro

Featured image

En general nos inquieta tanto el futuro que somos capaces de recurrir a una bola de cristal o a unas cartas para que nos digan lo que va a ocurrir. Si esto es posible, no digo lo contrario, ¿para qué? Mi hipótesis es más bien simple: para intentar manejar la incertidumbre que nos provoca no saber lo que va a ocurrir. Probablemente la incertidumbre es una de las sensaciones que peor gestionamos los seres humanos, generándonos a menudo mucha ansiedad.  Sigue leyendo

No está ocurriendo II: pasado

PNL: No esta ocurriendo: pasado

¿Te imaginas que cada vez que encendieras el televisor o el ordenador aparecieran automáticamente películas y fotografías de los malos momentos de tu vida? ¿Te imaginas que además los vieras en tres dimensiones y con sonido envolvente? ¿Te imaginas que de repente flotaras dentro de esa película y volvieras a vivirlo? Apuesto a que ya te habrías desecho de tu televisor y de tu ordenador. Pues bien, ¿y si te digo que, en mayor o menor medida, los seres humanos hacemos esto constantemente en nuestra cabeza? Sigue leyendo

No está ocurriendo I: presente

Presente

Mientras lees estas líneas haz una simple prueba: disminuye un poco tu habitual ritmo de lectura y fíjate en todas y cada unas de las palabras que estás leyendo, al tiempo que a través de tu visión periférica empiezas a ver todo lo que hay a tu alrededor, tus ojos pueden seguir centrados en estas líneas. Ahora empieza a escuchar los sonidos que te envuelven, algunos serán constantes y otros aparecerán y desaparecerán. Unos estarán más cerca, otros más lejos. Date cuenta de cómo está tu cuerpo y cómo éste se las apaña automáticamente para lidiar con la gravedad y sostenerte sentado. Tal vez incluso te des cuenta que no estás en la posición más cómoda para ti y decidas realizar algún ajuste. Sientes la temperatura que te rodea mientras sigues leyendo y viendo lo que hay arriba, abajo y a los lados; continúas escuchando los sonidos y empiezas a darte cuenta de cómo es tu respiración, incluso puede que empieces a sentir el latido de tu corazón. Puede que te percates de los olores que hay a tu alrededor y del sabor que hay ahora en tu boca. Y ahora te pregunto: ¿Qué está ocurriendo? En la mayoría de los casos la respuesta será algo parecido a “no gran cosa, simplemente estoy aquí y ahora, en el presente”. Sigue leyendo