¿Qué es la hipnosis?

La palabra hipnosis tiene la particularidad de no dejar indiferente a casi nadie. Durante los años que llevo estudiando y practicando la hipnosis he tenido la oportunidad de hablar mucho de ella y puedo dar fe que la gente reacciona a ella, sea en un contexto de formación, de terapia o en una cena distendida un viernes por la noche. Parece que tiene algo que llama la atención a las personas y esto probablemente se deba a su aparición en los medios, en el cine, en los libros, donde casi siempre aparece rodeada de un aura de misterio. Me he dado cuenta de que muchas personas se  hacen preguntas como ¿Qué es la hipnosis? ¿Funciona la hipnosis? ¿Es todo una pantomima? A lo largo de este artículo intentaré aclarar algunas de estas cuestiones.

Tengo la costumbre de empezar mis formaciones diciendo que hipnosis es una palabra. Sí, en ellas también hago una pausa deliberadamente. Tiene un sentido, y es que tal vez en esto sea lo único en lo que se ponen de acuerdo las distintas comunidades, disciplinas y personas que forman, aplican o investigan la hipnosis. Puede parecer que estoy haciendo una reducción al absurdo de la definición de hipnosis, pero en el fondo algo que parece tan mágico y complejo acaba siendo algo mucho más simple. Otro motivo es que la palabra hipnosis es una nominalización (convertir un proceso en un producto) y, por lo tanto, hablar de hipnosis como algo concreto o tangible no nos ayuda mucho a entender que procesos hay detrás de ella.

Hipnosis es una palabra que proviene de la raíz griega hipnos, que significa sueño. Supongo que por ello muchas personas la asocian a quedarse dormido o “como dormido”. Se ha podido demostrar en las últimas dos décadas, gracias a tecnologías como la Electroencefalografía y las más recientes Técnicas de Neuroimagen como la Resonancia funcional magnética o la Tomografía por emisión de positrones, que el llamado estado hipnótico, también conocido como estado de trance, es algo distinto a estar dormido. Eso no implica que en una inducción hipnótica alguien no se pueda quedar dormido, son dos cosas distintas.

En el párrafo anterior acaba de aparecer otra terminología frecuentemente asociada a la hipnosis, el llamado estado de trance. La palabra trance proviene del latín transire y significa transitar, ir de un lugar a otro. De hecho, lo que se busca en la mayoría de hipnosis, sea cual sea el marco de referencia, es llevar a la persona de un estado de consciencia a otra. Nuestra consciencia no es lineal, va fluctuando a la largo del día, entre otros motivos por nuestros biorritmos. Teniendo en cuenta todo lo anterior podemos afirmar con bastante seguridad que todos entramos en trance varias veces a lo largo del día.

Según como queramos entender la hipnosis la veremos como un estado muy natural y frecuente. Algunas personas del ámbito de la hipnosis consideraran esos momentos del día en los que aparece distorsión temporal, como cuando lees un libro, conduces o mantienes una agradable conversación y el tiempo pasa muy rápido o muy despacio, como estados de trance o hipnóticos. También entrarían en esta categoría esos momentos en los que te quedas absorto en una idea o contemplando un bonito paisaje y tu mente viaja a otro tiempo u otro lugar, sea porqué estás recordando, planificando o soñando despierto. Según la división clásica de niveles en hipnosis a estos estados los asemejaríamos al nivel de trance ligero.

Otras personas del mundo de la hipnosis defienden que el estado de trance es parecido al estado que uno tiene en los momentos que pasamos del sueño a la vigilia y viceversa. Nuevamente estamos hablando de pasar de un estado de consciencia a otro. Estos estados los podríamos asemejar al nivel descrito comúnmente como trance medio. Por último, estados como el sonambulismo corresponderían al llamado trance profundo.

Parece ser que hay una correlación entre estos estados descritos y las ondas cerebrales que se generan en el cerebro. Ondas alfa en los estados de trance ligero, ondas alfa y theta en los estados de trance medio y ondas theta y delta en los estados de trance profundo. Las ondas cerebrales son medidas por la electroencefalogragía,  que mide los ciclos por segundo de la onda y el potencial en microvoltios de su impulso eléctrico, ya que nuestras neuronas se comunican entre ellas mediante impulsos eléctricos cuando realizan sus sinapsis.

Llegados a este punto, podríamos hacer una definición de la hipnosis como un proceso en el que se aplica una metodología, cada marco de referencia tiene la suya, que permite inducir un trance o tránsito a un determinado estado de consciencia. Algunas personas utilizan también la terminología “estado alterado”. Sabiendo que los estados de consciencia no son fijos, continuos o lineales,  podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿estado alterado comparado con qué otro estado? Bien, desde este punto de vista sería en comparación con el llamado estado de vigilia, el que se tiene cuando realizas la mayoría de actividades diarias con la atención hacia el exterior, en el que generalmente el cerebro funciona emitiendo ondas beta. No obstante, en tareas continuadas o que requieren de mucha atención y no resultan estresantes, es posible que el estado de consciencia varíe durante algún tiempo a ondas alpha.

A estas alturas ya podemos empezar a inferir que la hipnosis no tiene nada de raro, peligroso o sobrenatural, más bien que es un fenómeno completamente natural y común en todos los seres humanos. Por lo tanto, el hipnotista, hipnólogo o hipnoterapeuta no va a necesitar de ningún tipo de magia o poder sobrenatural para poder inducir estados de trance y alterar la consciencia de las personas. Simplemente necesitará saber cómo hacerlo, que metodología seguir. Básicamente necesitará saber generarse él mismo el estado de trance que quiere transmitir, por un tema de congruencia verbal y no verbal, y porqué parece ser que los estados emocionales se transmiten por el fenómeno de la resonancia límbica. Otros marcos de referencia de los llamados “alternativos” – entendemos alternativos al modelo científico predominante actualmente –  dan la explicación que se transmitirá esa energía a la otra persona y eso ayudará a que entre en trance. Lo expliquemos como lo queramos explicar, lo que resulta bastante evidente es que es muy difícil relajar o motivar a alguien si tú no tienes ese estado antes.

A parte de esta habilidad de generarse un estado, necesitará saber cómo utilizar el lenguaje y tener consciencia de su propio lenguaje. Sea de una manera simple y directa como se hace en hipnosis clásica, en la que se dan sugestiones directas repetitivamente,  o más sofisticadamente con el lenguaje hipnótico – persuasivo que se utiliza en hipnosis Ericksoniana o en PNL (Modelo Milton), el también llamado estilo indirecto.

De esta última corriente ha salido también la idea de algunas personas del ámbito de la hipnosis que defienden que la hipnosis es pura comunicación. Políticos, comerciales, motivadores, y un largo etcétera de personas consiguen hacer llegar su mensaje de manera eficaz  a muchas personas utilizando este tipo de lenguaje.

Podríamos concluir diciendo que inducir un trance hipnótico consiste en saber utilizar el lenguaje – verbal y no verbal – de una determinada manera, más o menos sofisticada según el modelo que se tome de referencia, teniendo uno mismo el estado que se quiere transmitir. En el fondo, toda hipnosis es autohipnosis, en tanto que es el organismo de quien está en trance el que genera ese estado. Otra cosa es que nos resulte más facil (o agradable) generarnos ese estado dejándonos sugestionar por otra persona que sabe crear el contexto adecuado.

Joan Argelich
Psicólogo especializado en hipnosis y PNL

2 pensamientos en “¿Qué es la hipnosis?

  1. Pingback: Talent Institut

  2. Pingback: Curso de Hipnosis Ericksoniana con PNL - Intensivo | Talent Institut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s